Adiós a la ansiedad

Somos conscientes que muchas personas, tanto adultos como niños, tienen miedo al dentista y se encuentran con un alto nivel de ansiedad durante el tratamiento.

Es por ello que, en nuestra clínica, utilizamos Sedación Consciente Inhalatoria, lo que ayudará a que te sienta tranquilo y relajado durante todo el tratamiento, estando absoluta y plenamente consciente en todo momento.

 

¿Qué es la sedación consciente?

La sedación es una técnica por la cual el paciente respira una mezcla de óxido nitroso (N2O) y oxígeno (conocido como aire feliz o gas de la risa) consiguiendo un alto estado de relajación. En este estado de relajación, continuo a lo largo del proceso, el paciente estará plenamente consciente, pero sin sentir miedo ni ansiedad.

Esta técnica junto con los anestésicos locales que se aplican al paciente, convierten su estancia en la clínica en un momento completamente placentero. Esta situación repercute también en el profesional que le atiende ya que le permite trabajar más relajado aplicando tratamientos más rápidos y más seguros.

 

Ventajas de la sedación
  • Es la sedación más segura que existe
  • Efecto muy rápido
  • El paciente no requiere que lo acompañen
  • Se inhala, no se requieren agujar ni «pinchazos»
  • Técnica recomendad para todas las edades
  • Posibilidad de graduar la sedación en cada momento
  • El paciente mantiene sus reflejos
  • El paciente escucha y entiende, no está dormido
  • El gas aplicado no se metaboliza por el organismo
  • No se alteran los efectos de otros medicamentos
  • Recuperación en pocos minutos
  • El paciente se puede reintegrar a sus labores de inmediato
  • Nulos efectos secundarios